domingo, marzo 23, 2008

Mechoneo

Reconozco, que generalmente soy contrario a la perpetuidad e inviolabilidad de las tradiciones, pues siento que son una traba para el avance de la vida en ciertos aspectos; soy más bien asiduo a las revoluciones (asociando a estas generalmente con la antipopularidad de las propuestas); por ejemplo, hacer una cambio revolucionario en educación, incluye dejar disconforme a toda esa gente acostumbrada al sistema, y que no está dispuesta adaptarse por medio de capacitaciones o esas cosas, a eso hay que sumarle la disconformidad que generaría a aquellas personas, que ven la educación como una forma de ganar dinero; es por eso que proponer un cambio a algo que ya se asume como tradición o costumbre, no reúne simpatías para lograrlo, independiente de los beneficios que este cambio pueda traer eventualmente.
¿Qué pasaría si los rectores de las Universidades asumieran el cuento del mechoneo y lo prohibieran? Lo más probable es que los alumnos protestarían, pues ahora al parecer es un derecho protestar por todo; también es probable que acusarían a quien impone la norma, como una persona retrógrada, poco visionaria, y una serie de epítetos que dejarían a ese gestor, como un impopular, al que no hay que dirigirle el saludo, y precursor de todas las desgracias, independiente de quién sea el responsable; también es probable que aparezca una asociación u ONG en defensa del legítimo derecho de mechonear, ya que hoy en día, existen asociaciones y agrupaciones que defienden todo, es cosa de buscar no más.
Recuerdo que mis mayores temores al entrar a la universidad era el mechoneo, ya que en las noticias, lo único que muestran es el extremo negativo, cuestión que va quedando en el inconsciente colectivo año tras año, y hacen de esa particular bienvenida, una tortura previa para quienes se disponen a entrar por primera vez a la Universidad. Además, los comentarios de quienes se creen conocedores de la materia, es que si no te dejas mechonear o “te vas en mala” con tus victimarios, te aíslan, y la vida universitaria se transforma prácticamente en un infierno, por lo que pones en la balanza y asumes que el verdadero pasaporte a la Universidad, más que la PSU, o los puntajes, es dejarse mechonear de la manera más sumisa posible.
Es verdad, el mechoneo tiene varios objetivos, uno de ellos es “vengarse” de lo vivido el año anterior, y sufrir esa transformación de victima a victimario, que no deja de ser agradable cuando no quedan más opciones, otro objetivo es pasarlo bien durante el mechoneo; sin embargo, el gran objetivo es juntar plata para hacer la fiesta de bienvenida, en que el alcohol hace de mediador entre víctimas y victimarios, para iniciar lo que será una relación durante lo que dure la carrera y por qué no, durante la vida.
La tendencia indica que el día elegido para el mechoneo es desde el segundo en adelante, pues los primeros días se usan para recolectar plata por medio de peajes que se cobran para salir sin daños y también para amedrentar, es así que el miércoles por general, es el día en que se realiza el acto en sí, que luego de un éxtasis disfrutado por los victimarios mientras rompen ropa, ensucian y hediondan a los novatos, sigue con una humillación que por lo general consiste en un punta y codo por un plástico lleno de lo que se imaginen ( orina, tomates podridos, cabezas de pescado, vinagres, bostas, etc), para finalmente coronarlo con un beso a un animal muerto. Luego de eso, la orden es ir a pedir plata, exponiéndose a la lástima que se inspira en un estado deplorable; pues actualmente ser mechoneado, es lo más cercano a ser humillado.
También hay que reconocer que hay gente que si le gusta ser mechoneado; algunos dicen que si no eres mechoneado es prácticamente no haber ido a la U, otros dicen que es algo para tener que contar, y otros argumentan que es prácticamente un pasaporte, para poder hacer lo mismo el año que viene; sea como sea, yo soy de los que prefiere no ser mechoneado.
A mi modo de ver, el mechoneo debe ser como ya se está haciendo en otros planteles universitarios más evolucionados (ya que se atrevieron a romper la tradición del mechoneo clásico), en que se hacen actividades recreativas, ya sean concursos, alianzas, fiestas, etcétera y la humillación la pasan por alto, o en otros planteles en que simplemente está prohibido, gústele a quién le guste. Ahora bien, otra posibilidad es que como actividad d bienvenida, se hagan acciones que beneficien a la comunidad, ya sean actividades con gente de escasos recursos o cualquier beneficencia.
Finalmente, y con todo lo retrógrado o revolucionario que se pueda ser, se puede llegar a un consenso, para tratar de dejar a todos contentos, de esta manera, que la participación en el mechoneo sea voluntario, no es tan descabellada, pues de esa forma, participan aquellos que sienten que el mechoneo es algo irrenunciable, y dejan de hacerlo quienes se sentirán humillados. Es verdad, que asumirá un cambio revolucionario, es difícil, ya que las revoluciones necesitan de líderes (mártires), condición que nadie estará dispuesto a asumir voluntariamente, en este caso, los mártires serían aquellos que fueron mechoneados y que no podrán mechonear.

7 comentarios:

live for words dijo...

me gustó tu forma de escribir, buen blog... me pasaré con más calma después vale?


Daniela


http://columna-sugestiva.blogspot.com

mi otro blog ;)

despacio dijo...

que escribes lindo u.u :B
me gusto tu blog cuidate :K

*~*Chikita*~* dijo...

Oye que bien tratas el tema, te encuentro toda la razón!
A mi me mechonearon y aunque no me hicieron nada malo, debo decir que no lo pasé bien...
No me gustó nada eso de andar amarrada con un olor apestoso, caminando sin zapatos y con la polera echa peto y con los tirantes cortados...
No creo que todos lo sientan una humillación pero no es cómodo!
Lo malo de estas cosas es que hay gente que disfruta mucho humillando y si pueden hacer algo en que se les pasa la mano mejor aún, una amiga mia quedo con las piernas quemadas porque era alergica al cloro y pa peor le rayaron la espalda con un spray tan ordinario que no le salia con na! (por suerte a mi me reconocio un ex compañero de colegio y me rescato de todo eso)
Al año siguiente mis amigos fueron los organizadores del mechoneo y terminé peleando con ellos por defender a los mechones, porque a los grandotes se les estaba pasando la mano...
No son practicas que me gusten, prefiero siempre que se haga todo en buena onda, no me gustan las bromas, porque uno sabe donde empiezan pero nunca donde terminan!

Oye gracias por pasar por mi espacio!!
espero verte siempre
un beso

ahh y te agregare a mis favoritos!
;)

MiLinda! dijo...

El Mechoneo para los que no saben gustar de el, es malo! pero para los que si saben aprovehcarlo y sentirlo al maximo es lo mejor, y algo que se quedara en las mentes por siempre, algo que contar al nietesito! se pasa muy bien! y lo mejor de todo es cómo mierdd te consigues la plata! si bien al principio una se lo imagina como humillante y todo, te vas dando cuenta que es una forma de conocerse unos a otros y tambien a los alumnos de segundo año que a medida que pasa el año te ayudan en los trabajos.. es lo mejor! a pesar de que algunos digan lo contrario!

Solo me deje guiar por el Titulo!

Besossss

Madrikeka dijo...

Aqui en españa se llaman novatadas...
y creo que estan prohibidas....
en pan las que son humillantes...

yo cuando llegue al instituto...los mayores iban con rotuladores y lomas que te hacian era ponerte una N de novato en la frente...jejejeje...


yo estoy de acuerdo con novatadas que no humillen ni degraden a la persona!!!

besotes!!

Vale dijo...

jajaja....me gustó tu tema...
El año pasado me mechonearon...al principio fue "qué lata", pero despues se pasa bien, o al menos yo. Me acuerdo que estuve caminando por Valpo con un niño (que despues llegué a considerarlo hermano de mechoneo)y pedimos plata juntos. Me acuerdo que un caballero me dio una moneda de $500..quedé cachua ya veia que me pedía un servicio, por lo que lo acepté y me fui rapidito sin dejar de decirle gracias. A veces ni me acercaba a la gente y me daban plata...pero igual era entendible si nos dejaron pa la cagá xD
jajaja
Este año no hubo (cambio de carrera) porque a no se quién de la carrera no le gustaba, por lo que recién ayer hubo apadrinamiento. Fue bacán, super simbólico, y mi padrino super simpático, por lo que debo confesar que participé en el pre-mechoneo de mi ex carrera rayando flores en la cara de los tipos, de colada con mis amigos.
Y esa es mi experiencia de vida :)
Recién vi tu post ayer, jeje
cuidate!

Vale dijo...

ahh mira te agregue a mis links d blogs! :D