domingo, octubre 24, 2010

Golborne, Sougarret y Barra (tres de verdad).

Con esto del rescate de los mineros, gran parte del país se conmocionó; sufrió, lloró, se alegró (lo vivió) y digo gran parte porque me llamó la atención escuchar varios comentarios (de los que pude imaginar) que no querían saber nada de los mineros, que le ponían mucho color y todo ese tipo de cosas.

Por cierto en el rescate, participaron muchas personas, en un primer momento, en las máquinas de sondaje, luego en las perforadoras, los que construyeron las cápsulas, los carabineros, los que organizaban el campamento, los rescatistas y un largo etcétera, pero como es habitual y hasta cierto punto lógico, las caras visibles son los “poderosos”.

Por lo general uno tiene la sensación y la percepción que las autoridades o los “jefes” son distantes, fríos, calculadores, pendientes de sacar provecho de las situaciones y preocupados principalmente de sus propios beneficios, ya sean personales, políticos, económicos o una mezcla de todos; sin embargo, luego de la tragedia de los mineros, ha quedado claro que no todos son así. Pero acá también quiero hacer una pausa, los tres que menciono, no son políticos típicos, no son de raza como diría Onofre Jarpa, por lo tanto ya tienen diferencias.

Golborne, ministro de Minería, un ministerio que no es muy popular y por ende habitualmente pasa desapercibido, salvo excepciones como el royalty. Él, por su parte, por la gran masa tampoco era conocido, ser (haber sido) gerente general de Cencosud no lo hace popular; por lo único que pudo ser mínimamente conocido, es por haberse reído en una conferencia de prensa de la concertación, donde diplomáticamente lo subieron y lo dejaron caer, ridiculizándolo como a un alumno frente a sus compañeros (justo o no, otros lo juzgaran), también se pudo haber hecho conocido por pedir vacaciones (permiso sin goce de sueldo) para ir una semana al Mundial. La fama, le llegó prácticamente de rebote y como consecuencia de una tragedia, se hizo cargo políticamente del problema, se ganó la confianza de los familiares de los mineros y por ende el cariño de la gente en general.

Sougarret, ninguna posibilidad de ser conocido por la gran masa, pues el puesto de Gerente de Minas de CODELCO, no lo hace en lo absoluto popular, salvo que haya cometido algún desfalco o algo por el estilo. Fue el que se hizo cargo de la parte operativa (ejecución) del rescate, sin duda, ahora volverá su vida a la normalidad rápidamente, pero siempre quedará en la memoria que fue el jefe de los “rescatistas”.

Barra, tampoco era conocido, si bien podía aparecer en los diarios por ser asesor del ministerio del Interior, no gozaba de ningún tipo de popularidad; quizá ahora tampoco lo haga en la gran masa, al igual que Sougarret, sus trabajos en el rescate no eran mediáticos, pero en las familias y especialmente en los mineros, evidentemente siempre los recordaran.

Podría hablar de todas aquellas personas que “son de verdad”, quizá orientándolo a los rescatistas, que con valentía bajaron (desafiando la muerte) para ejecutar el rescate, o de todos los que colaboraron de una u otra manera en la superficie, pero el homenaje y el reconocimiento (como mencioné al principio), se canaliza a través de los “grandes”.

¿Por qué digo que estas tres personas son de verdad? Porque claramente se apreció que se involucraron más allá que porque sea su trabajo con el rescate, se involucraron como personas, mojaron la camiseta por gente que ni conocían. Ellos, fueron la cara visible de las personas que estuvieron para la salida de cada uno de los 33 mineros, más de 40 horas sin dormir, por cada minero que salía, la sensación de estar cumpliendo una misión se reflejaba en sus caras. Si no lloraron a destajo, al menos sus ojos se llenaron de lágrimas, demostrando las emociones contenidas durante tanto tiempo, crearon ciertos lazos, lo que se manifestó en el afecto que recibieron por parte de cada minero que llegaba a la superficie.

Eso es lo que falta en Chile, más gente así, que se mojen la camiseta, que se la jueguen a concho, que manifiesten las emociones, pero que principalmente, hagan las cosas bien.

6 comentarios:

El sistema no me amarra dijo...

Mineros tema farandularizado. Estoy en desacuerdo con muchas cosas que planteas. Primero, el uso político del tema que sigue hasta hoy. Segundo, personas de verdad el ministro, yo pienso que forzar unas lágrimas no lo hace de verdad, Son ellos mismo la derecha la que se ha opuesto a las reformas laborales. Creo que bajar el tema mineros a sentimientos y farándula es seguir con los programas que me tienen chato de sentimentalismo barato y la prensa ocupa tan bien, como si en este país no pasara nada más. El ministro y el gobierno por sacar a los mineros no son los grandes héroes, debemos ir al fondo de las cosas y no olvidar que estas cosas por un sistema económico que avala al trabajador como mercancía. Tercero, cabe recordar que existen 300 mineros sin pega, sin dinero, sin farándula, sin premios y dónde están los buenos samaritanos de gobierno. En conclusión, Daniel, pienso que debemos los fondos y no las formas de las cosas.Gracias a estos mineros el gobierno sube en sus encuestas, el ministro en popularidad pero no vamos al transfondo del por qué sucedio esto. Y los mineros lamentablemente se prestan para este show de gobierno, olvidando a sus compañeros de clase y trabajo. Saludos

El sistema no me amarra dijo...

Hola, para mí también es un agrado compartir ideas. Pero, con respecto a lo que dices, existen ciertas impreciones, tales como, el decir que el gobierno hubiese podido dejar el rescate en las manos privadas, esto no podía ser, porque ¿cómo hubiese quedado ante la opinión pública?. Segundo, el tema de los mineros que están sin pega y lo peor no se pagan sus remuneraciones, sus finiquitos. Esa feria laboral organizada por el gobierno para conseguir pega fue una burla, como lo han dicho sus dirigentes sindicales y trabajadores. Tercero, con el tema minero se escondió el tema mapuche (Hasta que la presión ciudadana doblegó el cerco comunicacional), hoy ocurre lo mismo con los trabajadores de farmacias ahumada. Cuarto, con respecto al ministro de mineria no le creo nada (porque a la derecha no le creo ni lo que rezan), ya que este mismo ministro le entrega el royalty a las grandes mineras para que exploten su materia prima y se enriquezcan. por último quizás tengas razón en comparar a Bachelet con el ministro, porque son de la misma calaña falsa e hipócrita de hablar de los trabajadores mientras por debajo le entregan las riquezas a los empresarios de este país. Saludos

El sistema no me amarra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El sistema no me amarra dijo...

http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2010/10/26/como-golborne-intervino-el-proyecto-de-ley-sobre-relaves-mineros/

Hombre_araucaria dijo...

creo que es mucho titulo para los ministros
ser de verdad, es mas profundo que hacer la pega..
demasiadas contradicciones en su gestión. (gobierno)

saludos

Lisume dijo...

Interesante modo de verlo, a mi me cae bien Golborne, nada más por que parecía ser real. Pero, honestamente no es algo que aseveraría con plena claridad....del resto, no se.

Abrazo :)