viernes, octubre 15, 2010

Morir arrancando

En general, para conformarse, uno usa el terremoto como lección de vida, como un hecho que sirvió para aprender cosas. Cuestión que yo no estoy muy de acuerdo. El tema es que uno reflexiona a partir de su propia experiencia y de las experiencias cercanas a las cuales ha tenido acceso y en base a eso se arma una opinión y un eventual “modus operandi” para situaciones futuras, algo así como un plan de contingencia.

Casos deben haber muchos, pero de mis cercanos no he escuchado a alguien que por quedarse quieto en el lugar donde los pilló el terremoto, se salvaron, mientras todos los que arrancaron murieron o se accidentaron. Sin embargo, si he escuchado varios casos de quienes por arrancar “se salvaron”. Ejemplos:

Una tía, que siempre contaba que ella no le tenía miedo a los temblores, porque vivió el terremoto del 85 en un piso 15 de un edificio, situación por la cual, les perdió el miedo; no obstante, para este terremoto del 2010, ella por primera vez, desde el 85, arrancó (cuando aún no agarraba vuelito y se desataba como terremoto)y que de no haberlo hecho, el cuadro que estaba sobre su cabeza en el dormitorio, le hubiese caído encima y pese a que quizá no la hubiese matado si hubiese quedado accidentada.

El caso más impactante, que me contó uno de los protagonistas, fue en una familia de cuatro personas, de los cuales, el papá, la hija y el hijo (quien me contó la historia) arrancaron, saliendo de la casa, mientras que la mamá se quedó acostada, rezando y encomendándose a Dios. En un momento, y por diversas circunstancias, la casa se cayó, por supuesto encima de la mamá. Tuvieron que rescatarla con motosierra. Afortunadamente no le pasó nada, salvo el susto y uno que otro moretón; pero eso no hubiese sucedido si ella hubiese arrancado.

El caso del edificio que cayó en Concepción; encontraron el cuerpo de una persona que vivía en el sexto piso, en lo que era el primer piso, eso quiere decir que él venía arrancando, y que no alcanzó a salir, si no hubiese arrancado, hubiese muerto igual, salvo algún milagro, si hubiese vivido en el segundo piso y hubiese arrancado, quizá hubiese alcanzado a salir y por ende estaría eventualmente vivo; en este caso claramente, queda en evidencia que el arrancar, al menos le daba la opción (de vivir).

Por último, mi caso; arranqué, si bien mi edificio no se cayó, quedó inhabitable con daños de diversa consideración; cuando logramos subir, ya con más calma (o no tanta quizá, debido a las constantes réplicas) vi en la cabecera de mi cama un bloque de cemento que había caído de la muralla donde estaba la ventana; lógico, si me hubiese quedado ahí, quizá no hubiese muerto, pero al menos hubiese quedado herido.

Considerando todo lo anterior, yo he decidido, tomarles importancia a los temblores por pequeños que sean y ponerme alerta; si continúa y aumenta su intensidad, simplemente arrancar, prefiero morir arrancando (con la sensación que intenté salvarme) pese a que si me hubiese quedado quieto no me hubiese pasado nada (cosa que no sabré), antes que quedarme quieto y en el momento del desastre (eventual derrumbe) tener la sensación de no haber arrancado e intentado salvarme (cosa que tampoco sabré).

7 comentarios:

El sistema no me amarra dijo...

qué recuerdo el terremoto. Buenas historias, saludos

Lisume dijo...

jajajaja con esto me recuerdas a lo que pasó en mi casa. Ahora, es un recuerdo que me hace sonreír, por como corrí, pero en su momento fue la situación más terrible que he pasado en mi vida.
Y pensar que de no haberme parado cuando sentí el "temblor" nos habríamos quedado encerradas en la casa...y para variar la casa se cayó.
Jajaja así que opino igual a ti, correr por mi vida, y si me puedo llevar a cuesta a quien pueda pues lo haré (y lo hice..)

Abrazo :)

María Catita dijo...

Je. Precisamente con un grupo de la U estamos organizando una actividad con el director de esa peli.
Gracias por leer mi diarrea verbal.
Saludos.

Valentina :) dijo...

Hola, gracias por pasar por mi blog, leyendo lo que tu escribes das a razonar cosas... Saludos! sige pasando"

Hombre_araucaria dijo...

BUENO TE PUEDO ASEGURAR QUE NO MORIRÁS EN UN TERREMOTO.
AMI EN LO PERSONAL SE ME CAYO LA TELE SOBRE MI ROPA DESORDENADA ( LO QUE EVITO QUE SE HICIERA MIERDA)
DE AHI QUE NO ORDENO MAS HHAHAKJHAKAHKA

SALUDOS

NegraNativa dijo...

Hola Daniel.
Primero que todo, lo que escribo es una evidencia tangible de cada una de mis historias, quizá con exageraciones y omisiones, pero totalmente mía, esa mujer soy yo.
Ahora el terremoto, nos remivió todo, las cosas, las casas, el alma y el espíritu, ahora nos queda reconstruir.
Abrazos!

gg dijo...

hola, si son mias :)
me alegra que te gustaran!
me agradan tus escritos, son muy
mm faciles de identificarse